En Colombia y principalmente en los climas fríos  existen una gran variedad de especies arbóreas, arbustivas y herbáceas potencialmente aprovechables y que contribuyan a complementar el déficit nutricional y productivo en los ovinos;  siendo además importante el manejo de conceptos de integralidad entre la ganadería, agricultura y silvicultura para poder identificar, seleccionar y propagar plantas nativas o naturalizadas no convencionales con potencial forrajero en ovinos, factibles de ser ingresadas en el corto plazo al sistema productivo de una manera sustentable